Libro I Héroes de los Marines Espaciales

Heroes de los marines espaciales

Ackolon asintió. Empezó a tener frío. Las pocas fuerzas que le quedaban se iban desvaneciendo. Luchó por volver a levantarse.

—¿Cómo te llamas, neófito? —preguntó.

—Helbrecht, señor.

Ackolon cayó hacia atrás. Su visión se nublaba. Pensó que oía a Reinhart y a los demás llamándolo.

—Diles, Helbrecht —susurró—, diles que no conocimos el miedo…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s